Recetas de Cocina
Arroz
Aves
Ensaladas
Entradas
Carnes
Pastas
Pescados y Mariscos
Pizzas
Verduras y Legumbres
Salsas
Postres
Chocolate
Recetas p/ Microondas
Recetas Navideñas
Sinón. Gastronómicos
Diccion. Gastronómico





Carré envuelto en repollo


Ingredientes:

200 gr de hojas grandes de repollo blanco

3 cucharadas de aceite de oliva

1 ramillete de romero

1 diente de ajo

700 gr de carré de cerdo

Sal

1 copa de vino blanco seco




Preparado:

Lavar bien las hojas de repollo en agua fría y sumergirlas durante 2 ó 3 minutos en agua hirviente. Luego refrescarlas en agua fría. Escurrir sobre un paño limpio y secarlas delicadamente para evitar que se rompan. Calentar el aceite en una cacerola junto con el romero y el ajo pelado. Añadir el carré entero y salarlo. Dorarlo a fuego vivo girándolo hasta formar una pequeña costra por todos sus lados. Verter el vino y dejar hervir 2 minutos.

Retirar el carré de la cacerola y envolverlo en las hojas de repollo.

Eliminar la grasa del fondo de la cocción y colarlo.

Colocar en una asadera el carré y bañarlo con el fondo de la cocción desgrasado. Tapar con un papel manteca y hornear 30 minutos a temperatura moderada. Luego retirar del horno, dejar reposar 10 minutos, destapar y servir.





Sabías que :

Beber té es, además de un placer para el paladar, un acto de salud para el organismo. Son de sobra conocidos los efectos anticancerígenos y antioxidantes de los flavonoides de las hojas del té. Sin embargo, algunos hábitos pueden reducir su efectividad en la protección del organismo, como la costumbre de añadir leche a la infusión. Distintos estudios han señalado que, mientras en Holanda la menor incidencia de enfermedades cardiovasculares es fácilmente atribuible a la costumbre de beber té, no sucede lo mismo en el país de Gales. Los investigadores sospechan que el hecho de añadir leche al té reduce el potencial antioxidante natural del principio activo del té, los flavonoides, lo que disminuye su eficacia.

Sabías que :

Para no perder el tiempo moliendo el café cada vez que se quiera tomar una taza, se recomienda que se muela todo y se guarde en el refrigerador dentro de un frasco hermético. Cada vez que se necesite, solamente tienes que sacarlo y ponerlo en la cafetera. Se notará que guarda el mismo sabor y aroma como si estuviera recién molido.






Contacto - Links

Copyright © 2008 Que Recetas ® Todos los derechos reservados